domingo, 13 de enero de 2013

Empanadillas rellenas de atún

Muchas noches tenemos varios impedimentos para preparar la cena, a saber, el tiempo, las ganas y en alguna que otra ocasión la falta de ingredientes. Pues con cuatro cositas y en 15 minutos podemos tener listas unas ricas empanadillas caseras, siempre y cuando tengas la previsión de tener unas obleas en casa por si acaso.

Ojo, las obleas para empanadillas tienen una caducidad corta, por lo que conviene revisarlas no se vayan a pasar de fecha.

Y como hoy estoy trabajadora, además de la explicación te dejo el vídeo para que veas como las hago.



Ingredientes (para 2 personas)
1 paquete de obleas para empanadillas (pequeño)
2 latas de atún en aceite vegetal, oliva o al natural
1 lata de pimiento morrón
1/2 bote de tomate frito
1 huevo
Aceite para freir (girasol, oliva, según las preferencias)

Preparación
Lo primero que hay que hacer es cocer el huevo. Cuando esté cocido y frio, le quitas la cáscara y lo picas en trocitos muy pequeños.

En un bol mezclas el huevo, con el tomate frito (cuatro o cinco cucharadas), el atún bien escurrido y el pimiento morrón, también escurrido y picadito. Se liga todo bien hasta que sea una pasta.

Extendemos las obleas. Yo no les quito el papel de parafina hasta el momento de freir, así las mantengo separadas y no se me pegan unas con otras.

Se pone una cucharadita de relleno en el centro de cada oblea, se dobla la oblea sobre si misma formando una media luna y se presiona un poco con los dedos para cerrarla. Después la sellamos con la punta de un tenedor, haciendo muescas en todo el borde de la empanadilla.

Sólo nos falta freirlas, en aceite abundante y caliente y servirlas.

Recomendaciones
La pasta de empanadillas es muy delicada así que te aconsejo:
*No rellenar en exceso la empanadilla, si lo haces la masa se romperá al freírla y manchara todo el aceite salpicando (y todos sabemos lo desagradable que es que el aceite salte)
*La pasta se fríe muy rápido, por lo que tampoco conviene que estén demasiado tostadas, amargarían y te estropearían el plato.
* Para evitar que la pasta se estropee y se rompa fríe las empanadillas de cuatro en cuatro tanto en sartén como en freidora. Si utilizas una sartén pequeña de dos en dos como mucho.
*El aceite ha de estar muy caliente, de lo contrario la masa se reblandece y se rompe, además de no quedar bien frita

Las empanadillas aguantan bien el congelado una vez preparadas (por supuesto, antes de freírlas). Para conservarlas mejor, si decides congelarlas, deja el papel de parafina, así podrás separarlas con más facilidad el día que tengas que utilizarlas

Publicar un comentario