martes, 30 de mayo de 2017

Bizcocho de plátano, chocolate y yogur.

¡Lo que nos gusta en casa probar un sabor nuevo del bizcocho de yogur! Y a este, ya le teniamos el ojo echado desde hace meses y había  ganas de probar a ver como quedaba, que de aspecto, la verdad, no conseguimos que nos salga muy bien pero de sabor...¡que sabor!.

Llevamos tiempo viendo por las redes que una buena forma de aprovechar los plátanos maduros es usándolos para hacer bizcocho; en casa, el bizcocho por excelencia es el bizcocho de yogur, y además  somos adictos al chocolate, y antes que probar solo de plátano, por si nos resultaba demasiado afrutado,  quise probarlo con mezcla, dos sabores que sabemos que combinan maravillosamente entre ellos y la verdad, estoy muy satisfecha con el sabor.

El resultado, visualmente, no quedó muy allá (es mejorable). Pero os animo a probarlo; eso si, este bizcocho es de los que requiere hacer ejercicio y del fuerte, para poder quemarlo. Nocompatible con dietas bajas en azúcares, proteínas o hidratos de carbono.

La videoreceta por aquí:


Ingredientes
1 yogur natural o sabor plátano (guardar el vaso para utilizarlo como medidor)
1 sobre de levadura
1 medida de aceite (oliva o girasol preferiblemente)
2 plátanos
2 medidas de azúcar
3 huevos
3 medidas de harina
75 grs de chocolate negro
1 nuez de mantequilla
1 dl de leche

Preparación
Hacemos la masa base del bizcocho, batiendo juntos los siguientes ingredientes: yogur, levadura, 1 medida de aceite, 2 medidas de azúcar, 3 medidas de harina y 3 huevos.

Separamos la masa en dos mitades de igual cantidad.

Pelamos los plátanos y los trituramos y lo añadimos a una de las partes de masa reservada y mezclamos bien.Volvemos a reservar hasta poder montar el bizcocho.

Derretimos el chocolate con la nuez de mantequilla y el la leche, y lo añadimos a la otra parte de masa reservada.

Engrasamos con un poquito de mantequilla el molde, y echamos primero la masa con chocolate y después la masa de plátano.

Precalentamos el horno unos 180º y metemos en el horno entre 30 y 35 minutos (algunas veces necesitará unos minutos más). Comprobamos con la prueba del palillo si el bizcocho está hecho, si no lo dejamos cinco minutos más, hasta que se cuaje bien por dentro.

Y una vez esté listo, retiramos del horno, dejamos enfriar y desmoldamos.

Y a disfrutar de una merienda con un intenso sabor a plátano y a chocolate.

Publicar un comentario