martes, 2 de mayo de 2017

Bizcocho de yogur y coco

Últimamente estamos siendo bombardeados por las noticias de escándalos alimentarios: este año, parece que el foco está puesto en la bollería industrial, productos que practicamente todos consumimos en desayunos, meriendas y recenas. La razón de este objetivo mediático es la utilización de aceites baratos y de mala calidad para la elaboración de estos productos - razón por la cuál están inundados los supermercados de estos productos a bajo coste-. Estoy hablando por supuesto del aceite de palma, que al parecer en pequeñas dosis es tolerable para el organismo pero que, si se acumula puede provocar o ayudar al desarrollo de enfermedades.

Pues bien, mi solución para no tener que estar mirando etiquetas continuamente es elaborar yo misma la bollería que se consume en casa. No es la primera vez que lo digo, bizcochos y magdalenas caseras son mucho más nutritivos y sanos que cualquier bollería industrial. Sólo hace falta tener un buen repertorio para que no se nos aburran del mismo sabor.

En esta ocasión, y por recomendación de la peque, hemos combinado el clásico, fácil y tradicional bizcocho de yogur, con el sabor de yogur favorito en la familia: el yogur de sabor coco. El resultado es muy apetecible, porque seguimos teniendo esa frescura y esponjoseidad del bizcocho de yogur, pero además aportamos la textura del coco rallado dándole presonalidad propia...vale, lo reconozco, veo muchos programas de cocina ultimamente. El caso es que está muy rico, y es casero, y evitamos esos productos que no queremos consumir.

Os dejo videoreceta y lectoreceta:

Ingredientes
*Utilizamos el vaso de yogur como medida para los demás ingredientes
 1 yogur de sabor coco
75 grs de coco rallado (50 para el bizcocho + 25 para adornar)
1 sobre de levadura
1 medida de aceite de girasol o de oliva
2 medidas de azúcar
3 medidas de harina
1 nuez de mantequilla

Preparación

Mezclamos en un bol el yogur con la levadura, 50 grs de coco rallado, el aceite, el azúcar y la harina, hasta que obtenemos una masa homogénea.

Engrasamos el molde con la nuez de mantequilla (podemos usar papel de hornear para desmoldarlo mejor). Cubrimos el molde con la mezcla del bizcocho e introducimos en el horno precalentado a 180 º durante 25-30 minutos, hasta que, al realizar la prueba de la aguja, salga limpia y el bizcocho esté bien cuajado.

Dejamos enfriar antes de desmoldarlo. Una vez que lo hemos retirado del molde adornamos con el coco rallado que reservamos y lo dejamos reposar. Y ya está listo para disfrutar, es ideal con un chorrito de sirope de chocolates.
Publicar un comentario