sábado, 6 de mayo de 2017

Caldereta de cordero

Hay algunos alimentos que, por sus características, no usamos de continuo, sino que los reservamos para las celebraciones o  festividades, como por ejemplo, los mariscos, la caza, las aves como el faisán o incluso el pavo y el cordero. Pero ¿porqué prescindimos de estos elementos en los menús diarios? Algunas veces por su precio, otras veces por la dificultad para conseguirlos (¿mercados donde habitualmente vendan por ejemplo, pato?). En casa hemos decidido que hoy es dia de fiesta, y lo es porque vamos a utilizar uno de estos manjares: el cordero.

Y lo vamos a hacer con un plato tradicional de la gastronomía española: la caldereta de cordero, que triunfa de norte a sur. Yo os la traigo con la receta con la que se ha hecho en mi familia, y os dejo la videoreceta y la lectoreceta, y ya me direis si os gusta o no:

Ingredientes
1/2 kilo de cordero
harina
1 vaso de caldo
1 pimiento verde
1 pimiento morrón
unas hojas de laurel
1 cebolla
dos o tres dientes de ajo
2 zanahorias
2 rebanadas de pan
aceite de oliva
pimienta
tomillo
1 vaso de vino blanco
pimentón
sal
2 o 3 patatas.

Preparación

Freimos en aceite las rebanadas de pan hasta que estén doraditas por ambos lados y reservamos.

Salpimentamos el cordero. Enharinamos los trozos de cordero. Lo doramos en aceite de oliva a temperatura media. Cuando esté bien doradito por todas partes lo retiramos del fuego y reservamos.

Pelamos la cebolla, las zanahorias y los dientes de ajo. Lavamos el pimiento verde. Troceamos la cebolla, la zanahoria, los dientes de ajo, el pimiento verde y el pimiento morrón. En el mismo aceite donde hemos dorado el cordero realizamos un sofrito con las verduras.

Cuando el sofrito está hecho añadimos el pimentón y lo cocinamos unos segundos con las verduras.

Incorporamos al sofrito el pan tostado, el cordero y un par de hojas de laurel y un poco de tomillo repartido por todo el guiso. Regamos con el vino blanco. Lo dejamos hervir todo junto unos cinco minutos, hasta que el vino se haya evaporado casi por completo.

Cuando ya se haya reducido el vino, agregamos el caldo, cubrimos todos los ingredientes con agua y dejamos hervir a fuego lento durante unos 30 o 40 minutos.

Preparamos mientras el guiso se va haciendo las patatas. Pelamos y lavamos bien y troceamos en dadito, y las reservamos cubiertas de agua fría para que pierda el almidón.

Cuando el guiso ya ha espesado y faltan diez minutos para servirlo, ponemos aceite a calentar y freimos las patatas.

Servimos la caldereta, acompañando con unas patatas fritas en el mismo plato, y ya la tenemos lista para servir.

No hace falta que sea fiesta para comer cordero.



Publicar un comentario